Corea del Norte acabará con su base nuclear

La oficina presidencial surcoreana ha informado que Corea del Norte ha ofrecido clausurar en mayo su principal instalación de pruebas nucleares, Punggye Ri. El portavoz de la presidencia de Corea del Sur, Yoon Yung Chan, ha avanzado que el presidente norcoreano Kim Jong-un manifestó la intención de invitar a la prensa a Corea del Norte para que comprueben la calidad de las instalaciones militares y esclarezcan las dudas sobre su voluntad.

Según lo que apunta la agencia Yonhap, el portavoz surcoreano parafraseó palabras de Kim Jong-un, presidente de Corea del Norte: ‘A pesar de que soy intrínsecamente resistente hacia los Estados Unidos, la gente verá que no soy el tipo de persona que dispara armas nucleares contra Corea del Sur, el Pacífico o los Estados Unidos’.

Evitar conflictos mayores

Según estas mismas fuentes, Kim dijo que no repetiría la ‘historia dolorosa de la Guerra de Corea’ y que ‘hacen falta medidas concretas para evitar que haya una confrontación militar accidental’.

Seguramente también han acordado de unificar las zonas horarias a toda la península, porque Pyongyang usa una que va treinta minutos atrasada. ‘Puesto que somos nosotros quienes cambiamos el estándar horario, volveremos al original’, declaró Kim Jong-un, según dice el portavoz surcoreano.

Clima de inestabilidad mundial

Sin embargo, el ambiente bélico que se respira en el mundo entero supone que el anuncio de Corea del Norte tenga un sabor agridulce. Por ejemplo, Taiwán, consciente del momento tan complicado en el que vivimos, ha anunciado que hará un simulacro de defensa de un ataque bélico, y es que las relaciones con China están más tensas que nunca y el gigante asiático ha realizado maniobras militares en los últimos tiempos.

Además, el avance de la tecnología tiene mucho que ver en este recrudecimiento de la violencia institucional, por lo que se espera el uso de armas más destructivas o drones para afinar en la detección y vigilancia de adversarios.