Ferreiro quiere saber que hizo Samaniego con dinero de Itaipú y Fonacide

Ferreiro quiere saber que hizo Samaniego con dinero de Itaipú y Fonacide  Mario Ferreiro puso en duda la gestión de Arnaldo Samaniego y se preguntó sobre el [more]

Nacional quiere sumar de a tres

Nacional se prepara para medir este miércoles a Deportivo Santaní en el juego atrasado que [more]

Tildan a Arce de caprichoso

Tildan a Arce de caprichoso Hay molestia en campamento del Olimpia por los malos resultados que viene obteniendo el equipo [more]

Imputan a dos hermanos por resistencia a la Policía

Dos hermanos están imputados por la fiscal de turno Esmilda Álvarez, por la presunta comisión [more]

Por tráfico de cocaína imputan y piden prisión de una italiana

Por tenencia y tráfico de drogas la fiscala Zully Figueredo imputó y pidió al Juzgado [more]

El perfume de Rihanna es travieso

El perfume de Rihanna es travieso La cantante Rihanna ha presentado su nueva colonia,'RiRi, by Rihanna', que como ella misma ha [more]

Di María dice que es complicado trabajar con Van Gaal

Di María dice que es complicado trabajar con Van Gaal Ángel Di María reveló que le resultó “complicado” trabajar con su ex técnico en el [more]

Censo de adultos mayores busca llegar a nuevos distritos

A partir de hoy, el censo de adultos mayores desembarca en Paraguarí, mañana en San [more]

Ejecutivo propone un PGN 2016 austero

El proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) para el periodo fiscal 2016 contempla [more]

Inician construcción de pilares que sostendrán el viaducto en rotonda de Remanso

Operarios del Consorcio D-R, integrado por CDD Construcciones y Benito Roggio e Hijos, ya concluyeron la [more]

Cinismo de algunos políticos ante el reclamo ciudadano

3 junio, 2012

Por Luis Alen.

La clase política nunca se hubiera imaginado que una pueblada aguerrida nacida en las redes sociales y que tomó la Plaza de Armas frente al Congreso en estos últimos días, fuese capaz de empezar el movimiento para tumbar el sistema clientelista y prebendario montado durante años.

La “primavera paraguaya”, como ya se conoce al movimiento de los indignados ciudadanos, puso de resalto también el cinismo de algunos políticos, que dieron su apoyo a último momento porque representan precisamente el clientelismo en su máxima expresión. Si en estos momentos se realiza un debate por TV de los candidatos colorados y de otros partidos, Horacio Cartes ganaría por goleada, porque arremetería con todo contra sus oponentes, y especialmente sus contrincantes en la interna colorada, Javier Zacarías Irún y Lilian Samaniego. ¿Cuál sería el caballito de batalla cartista?

HC desde hace tiempo viene hablando sobre la necesidad de ir desmontando el nefasto y perverso sistema del prebendarismo estatal, con su exponente estelar que son los planilleros de la Justicia Electoral, pero también critica en general el uso de fondos del Gobierno y de los municipios de Ciudad del Este y de Asunción para su entrega a los operadores políticos de los movimientos internos que impulsan las candidaturas de Zacarías y Samaniego. Y no sólo eso, porque a la par de hablar de la necesidad de construir un nuevo modelo institucional para el país, HC plantea las reformas en el Consejo de la Magistratura y en el Jurado de Enjuiciamiento como forma de reducir la influencia perniciosa de los políticos en el Poder Judicial.

Además, toma la iniciativa no sólo para controlar el uso de los fondos públicos en la Justicia Electoral, sino que se ha propuesto poner orden en las finanzas de su propio Partido. Su vehemente actitud contra los abusos del planillerismo están poniendo en ascuas a sus principales adversarios en la interna colorada, que sugestivamente tuvieron una postura gris ante el tema del TSJE, en el caso de Zacarías y cínica en cuanto a la actitud de Lilian, atendiendo al manejo de ambos de miles de empleados, muchos de ellos operadores políticos de sus movimientos, en las municipalidades de Ciudad del Este y Asunción, respectivamente.

El ataque de Cartes a las “grandes cajas chicas” de ZI y Lilian habla a las claras de una necesidad cada vez más apremiante de derrumbar el sistema de la utilización de los fondos estatales para las campañas políticas.

Otros legisladores, como el caso de la liberal Zulma Gómez, hicieron el ridículo al cambiar su posición ante el tema de los planilleros de la Justicia Electoral, como ocurrió con varios otros senadores de los distintos partidos. Comenzó la cuenta regresiva para llegar al final de un régimen político basado en el uso discrecional de los recursos que provienen de toda la ciudadanía.

Desmontar el sistema llevará años, es cierto, porque no sólo se utiliza el Tribunal Electoral para desviar fondos públicos hacia bolsillos particulares, sino también lo mismo ocurre en la mayoría de las entidades y ministerios, al ser disfrazados pomposos programas de desarrollo y acción social, al solo efecto de gastar sin ningún efecto beneficioso para el país, el dinero generado en impuestos, préstamos internacionales, donaciones del exterior y los ingresos provenientes de Itaipú y Yacyretá.

Estas erogaciones, aunque figuren con letra de imprenta en el presupuesto nacional, en la práctica no tienen ningún control, ya que los organismos encargados para tal labor se encuentran también complotados en el manejo clientelar, tal el caso de la Contraloría General de la República. Ni qué hablar del Tribunal de Cuentas del Poder Judicial, cuya función es recibir la rendición adecuada de la ejecución presupuestaria, pero que se sepa nunca ha rectificado los serios errores cometidos por funcionarios corruptos en desmedro de los intereses nacionales y menos aún ha enviado a la fiscalía los antecedentes de estos manejos dolosos para el castigo ejemplar a los culpables.

Así, la indignación ciudadana está plenamente justificada: empleados, jóvenes estudiantes y amas de casa, tuvieron que salir a las calles para defender a la nación, en una actitud que sólo tiene antecedente en el marzo paraguayo, cuando la democracia se hallaba apeligrada.

El enemigo a vencer es fuerte, porque se halla empotrado en todos los estamentos del sector público, por lo que la “primavera paraguaya” no puede quedarse sólo en reclamos como los del TSJE, las listas sábana o la renovación de la Corte Suprema.

El grito escuchado de “Que se vayan todos” habla sin dudas del deseo de renovación total que el ciudadano común tiene para con su dirigencia política. De ahora en más, ningún candidato a cargo electivo alguno podrá eludir esta reclamación, como lo acaba de manifestar Horacio Cartes, y que ha sido el candidato que salió mejor parado de la situación planteada con la manifestación ciudadana.

Párrafo aparte merece el argumento esgrimido a favor de los fondos para los planilleros, alegándose que muchos de ellos son desempleados y sustento de sus familias. Al respecto, cabe apuntar que el mismo Cartes reflexionó sobre el caso, señalando que con una menor corrupción y con la mejor utilización de los recursos en inversiones económicas y sociales adecuadas, habrá clima apto para la creación de fuentes de trabajo genuinas que puedan absorber al contingente de desempleados. Y los demás candidatos y políticos relevantes, ¿qué propuestas hicieron para un cambio real en las instituciones del país?

Algunos políticos más fogueados en la arena politiquera comenzaron a apoyar la “primavera paraguaya” obligados por la necesidad de tener un discurso similar o incluso algunos, “arrepentidos”, cambiaron su discurso después de que los “sin voz” hayan hecho escuchar su grito de protesta en las plazas de toda la República.

Comments are closed.


banner
Llego Nuestro Semanario



enterate